Los secretos que jamás te contaron

“LOS SECRETOS QUE JAMÁS TE CONTARON”

O si te lo contaron pero a veces los olvidamos, a veces lo pasamos por alto, a veces tan sólo es cuestión de pararse a reflexionar aunque sean tan solo unos minutos, minutos que son tan necesarios que nos ayudaran a equilibrar un poco más el rumbo de nuestra vida.

Bueno… a lo que íbamos. Hoy empiezo este libro estrenando la sección que quiero empezar de #2semanas1libro. Se puede decir que la motivación viene de la necesidad de leer para aprender un poco más. Como dice la frase: “Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre”. Además de ser una frase que nos la tendríamos que aplicar más a menudo, pienso que si uno se marca una rutina es más fácil conseguir los retos que nos vayamos a proponer. Porque a veces las rutinas también son buenas…lo importante es saber encontrar el equilibrio.

El libro del cual os voy a hablar hoy es de Albert Espinosa, seguramente muchos lo conoceréis ya. No os voy a escribir mucho sobre libro porque tal y como nos dice el autor, este libro es para inspirarlo, experimentarlo cada uno a su manera. Para aprender, disfrutar, reír, emocionarse y sobre todo para recordar. Sí, para recordar, recordar lo que muchas veces ya sabemos, pero se nos olvida.

  1. Espinosa divide su libro en dos partes: Los secretos que jamás te contaron y la segunda, Los secretos para vivir en este mundo.

Y aquí van mis mejores recopilaciones del libro, espero que te ayuden, pero sobre todo espero que te animen a leer el libro, te aseguro que merece totalmente el tiempo invertido.

  1. Inspiraciones para ser feliz cada día:

Lo que si he podido aprender en este apartado es que la felicidad no el destino final sino el proceso. Y supongo que siempre lo he sabido, pero debo recordarlo para no se olvide. Así que no persiga la felicidad, es mejor que la cultives cada día en tu interior.

Y algunas de las claves que nos da es que los errores son aciertos fuera de contexto. Cómo me gusta esta frase…más que nada por el hecho del miedo que tenemos a fallar, por el hecho de ver el erro como algo negativo en vez de reflexionar sobre lo ocurrido y convertirlo en un precioso aprendizaje de nuestra vida.

“Ama, baila, canta, se tú mismo”à Al final uno debe hacer lo que le hace feliz y vivir cada instante como si fuese el único instante que nos queda.

  1. Inspiraciones para vivir en este mundo:
  • “Olvidarse de reír es imperdonable a cualquier edad. Romper a reír o a llorar. Vale la pena hacerse añicos por esos dos sentimientos”. Tanto reír como reír, porque un día sin reír es un día perdido. Y llorar, cuando sea necesario no es malo, es dejar brotar los sentimientos para después poder entenderlos y entendernos un poco más.
  • “La intensidad no la marca el tiempo sino la emoción que reside dentro de ti”. Hay que vivir todo con intensidad, emocionarnos, disfrutar, saborear cada segundo…como si fuese el primero, como si fuese el último.

Para acabar, quiero dejaros con una de sus frases una de las que a mí también me gustan mucho: “La vida es aquello que pasa mientras la gente hace planes”. Es verdad, y más hoy en día, vivimos como atropellados, atropellados por el trabajo, por los eventos, por el tiempo…y siempre es bueno tener un momento de reflexión en nuestras vidas, un momento para nosotros, para equilibrar la balanza, para conocernos un poco más.

Es una reseña muy corta, pero no quiero deciros mucho más, este es un libro perfecto para leerlo en cualquier momento del año, pero sobre todo ahora en verano. Porque es un libro que nos ayuda a recordar y reflexionar de forma amena, de forma divertida y porque no, de forma refrescante.

¿CUÁL ES LA FRASE, RETAZO, REFLEXIÓN QUE TE INSPIRA? (no olvides dedicarles un pequeño espacio cada día.

       Vive el presente, aprende del pasado y sueña con el futuro.

Un abrazo,

Nos leemos.

 

 

 

 

No quedan angeles

¿Qué quieres que te diga pequeña? Ya no quedan ángeles, nunca más.

Caminaba por el asfalto que ardía sus pies descalzos, el aire levantaba el polvo que se había acumulado en la ciudad. Cuando miraba solo veía ruinas pero en realidad lo que estaba destruido no era la ciudad, si no su corazón roto en mil pedazos.

Paseaba lento y era el único ser que aún tenía aliento, pero eran suspiros de soledad. Como gritaban las murallas que ahora veía un pueblo entero destruido, castillos sin color, el baile de la muerte paseando por la ciudad.

Los ojos cristalinos, llorando estrellas que caían al mar. La falda se quebraba con el viento rota y descosida y ella no cantaba, no lo haría nunca más.

Ya no habrán flores que florezcan en primavera, el invierno será eterno en su rostro, como es el otoño que marchita sus hojas, así era ahora todo su andar.

¿Qué quieres que te diga pequeña? Ya no quedan ángeles, nunca más.

Destinos

DESTINOS

Cuando los hechos se juntan, y nuestras acciones del pasado van cogidas de la mano dan lugar a la casualidad y con ellas…el destino.

El destino de encontrarte un día cualquiera viéndote caminar por aquellas calles. O el inevitable destino que me lleva a perderme en la curva de tu sonrisa, y cuando quiero darme media vuelta ya no encuentro retorno. Aquellos destinos que hacen que te encuentre un día cualquiera de madrugada, dándolo todo en las fiestas del pueblo. Destinos que no son más que nuestras propias decisiones, que cambian tanto como aire que respiramos. Que se mezclan con el miedo y la pasión, el amor, las dudas y los errores del pasado.

Y yo te veo aquí a mi lado, como si te hubiese visto mil años atrás, en el pasado. Entonces el tiempo empieza a correr y se nos escapan miles de momentos, millones de detalles que hacen que toda esta incerteza se convierta en una experiencia inolvidable.

Y aunque grandes asteroides se acercasen imparables a la tierra, tú permaneces allí sentado, esperando a que algo pase. Esperando a que el tiempo cure tus heridas y no nos damos cuenta que somos tan pequeños en este universo impredeciblemente grande. Que perdemos tanto cuando damos tan poco y el miedo inmenso que tenemos hace que seamos menos de lo que podríamos llegar a ser y nos dejamos llevar por prejuicios, palabras vacías, por los estereotipos que nos marcan este mundo que nos son nada en comparación a todo lo que somos, aunque nunca seamos capaces de levantar la vista y apreciar los pequeños detalles. Así que soy consciente de que solo tenemos hoy y este instante, porque mañana, posiblemente sea demasiado tarde.

Blog at WordPress.com.

Up ↑